Inteligencia Artificial en México: Beneficios, Retos y Regulación

La inteligencia artificial (IA) está transformando el mundo a pasos agigantados. Si queremos aprovechar los beneficios de la IA y jugar un rol activo en esta revolución tecnológica, es fundamental contar con principios y regulaciones claras para su desarrollo responsable y seguro en nuestro país.

La IA: un mundo de oportunidades y desafíos

La IA promete grandes beneficios para impulsar el crecimiento económico, reducir la pobreza y las desigualdades, elevar la calidad de vida y combatir problemas globales como la escasez de alimentos, mejorar la educación y atención médica, desarrollar transporte inteligente y enfrentar el cambio climático. Sin embargo, como toda revolución, la IA también presenta retos importantes como el desplazamiento laboral, sesgos y discriminación, riesgos a la seguridad y privacidad, impactos en los derechos humanos, inequidad y concentración de poder. 

Para aprovechar los beneficios de la IA, requerimos infraestructura robusta de conectividad, datos y cómputo, contar con datos públicos y privados disponibles, un nuevo modelo educativo y habilidades digitales en la población, mayor investigación y desarrollo. Al mismo tiempo, para mitigar los riesgos, debemos proteger los derechos humanos, la seguridad, los trabajos, evitar desigualdades, sesgos y concentración de poder.

Principios de IA en México: un paso necesario

Tener principios para el desarrollo seguro y responsable de la IA nos permite maximizar los beneficios y minimizar los riesgos. A través de principios claros, podemos fomentar la inversión en infraestructura digital, impulsar la disponibilidad de datos, adaptar la educación a la era digital, promover la investigación y lograr que los beneficios de la IA se traduzcan en mayor crecimiento y reducción de la pobreza y desigualdad en México.

Al mismo tiempo, los principios de IA nos permitirán abordar proactivamente los posibles impactos negativos, evaluar consideraciones éticas y sociales, y regular adecuadamente los sistemas de IA de alto riesgo, para proteger los derechos y la seguridad de las personas.

Un vistazo a los principios globales de IA

A nivel global, diversos actores han desarrollado acuerdos y principios para guiar el desarrollo y uso de la IA. Algunos de los más conocidos son:

Si bien cada uno tiene sus particularidades, estos acuerdos comparten elementos comunes como la importancia de la ética y derechos humanos, transparencia y rendición de cuentas, seguridad y privacidad, fomento a la innovación y desarrollo sostenible, gobernanza y cooperación internacional. Todos coinciden en que la IA debe usarse para impulsar el progreso social y económico, resolver problemas globales y avanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Enfoques regulatorios de la IA en el mundo

En el mundo podemos identificar tres grandes enfoques para regular la IA:

  1. China tiene un enfoque proactivo, considerando a la IA como clave para su liderazgo tecnológico y económico global. Promueve fuertemente la investigación y adopción de IA, con la meta de ser líder mundial en 2030, y mantiene controles gubernamentales, especialmente en temas de vigilancia.
  1. La Unión Europea se enfoca en proteger derechos fundamentales y privacidad. Busca equilibrar innovación con salvaguardas éticas y legales estrictas. Su Ley de IA clasifica los sistemas según su nivel de riesgo, desde los inaceptables que están prohibidos, hasta los de riesgo mínimo que no se regulan. Pone énfasis en transparencia, seguridad, no discriminación y supervisión humana.
  1. Estados Unidos tiene un enfoque más descentralizado y orientado al mercado, promoviendo la innovación con una regulación más sectorial y específica. A partir de la Orden Ejecutiva de Biden, se hacen evaluaciones periódicas y se revisan con mayor escrutinio aspectos sobre de privacidad y seguridad.

Avances de la IA en México: ¿en qué estamos?

En México se están impulsando diversas iniciativas para el desarrollo responsable de la IA. Desde el poder legislativo, hay alrededor de 40 propuestas relacionadas con la IA. Destaca la Alianza Nacional de Inteligencia Artificial que se impulsa desde el Senado como un esfuerzo multiactor para delinear principios y políticas públicas en la materia.

La IA llegó para quedarse y está llamada a ser el gran motor del desarrollo en este siglo. En México tenemos una oportunidad histórica de ser partícipes activos de esta revolución. Para lograrlo, requerimos invertir en infraestructura digital, habilidades, innovación, y al mismo tiempo, definir principios y regulaciones a la medida de nuestro país. Solo así podremos aprovechar los beneficios transformadores de la IA para el bienestar de las y los mexicanos.

7 junio, 2024

Lorem